Proyectos

El código de colores, una herramienta para evitar la contaminación cruzada

By 29/01/2020 febrero 3rd, 2020 No Comments

En la industria alimenticia existen algunos de los protocolos de operación más estrictos, creados para asegurar que durante los procesos de preparación la limpieza y la sanidad sean mantenidas en todo momento. Sin embargo, en una planta que no tenga sus procesos y protocolos debidamente estructurados, cabe la posibilidad de que existan varios tipos de contaminación que podrían estar presentes durante la manipulación y elaboración de alimentos. Los tres tipos identificados son:

Contaminación química

Es el tipo de contaminación que se produce cuando un alimento entra en contacto con sustancias químicas. Un ejemplo de estas sustancias son los residuos médicos, productos químicos de limpieza —que pudieran usarse para limpiar máquinas o líneas de procesamiento en las plantas— o inclusive los plaguicidas empleados para cosechar. La cantidad de agentes químicos capaces de contaminar los alimentos son muchos y muy variados.

Contaminación física

En este apartado se hace referencia a cuerpos extraños que son factibles de encontrarse en los alimentos, tales como polvo, fibras, pequeñas partículas del entorno del que proviene el alimento, o inclusive vidrios.

Contaminación biológica

Este tipo de contaminación existe a causa de la presencia de microorganismos dañinos en los alimentos. En un entorno no controlado, estos microorganismos suelen ser abundantes. De hecho, podemos afirmar que la contaminación biológica es, en la actualidad, la causa de deterioro más habitual de un alimento, tanto exterior como interiormente.

Por eso, el uso de utensilios de limpieza codificados por color es importante, ya que es una herramienta que permite ayudar a minimizar el riesgo de contaminación cruzada del producto por microorganismos, químicos, patógenos y cuerpos extraños.

Código de colores para evitar la contaminación cruzada En grupo CCEIC somos la Constructora de Fábricas de Alimentos para empresas AAA de alimentos, bebidas y algunos otros sectores industriales con presencia en México y el mundo.

Algunos de los aspectos a tomar en cuenta para diseñar un código de color efectivo son:

  • Mantener un código de color simple: Es mejor limitar el número de colores utilizados y aplicarlos sólo cuando sea necesario. Si se utilizan demasiados colores, el proceso se vuelve confuso y menos eficaz.
  • Escoger colores lógicos para cada área: hay que intentar escoger los colores que tienen más sentido en cada área, como podría ser el rojo para la carne cruda o el amarillo para el trigo. La lógica de la elección debe ser evidente también para todos los empleados, con tal de asegurar un correcto manejo e implantación del código. 
  • Evitar asignaciones de color complicadas: el reconocimiento instantáneo es la clave para mantener al mínimo la confusión; por lo tanto, es recomendable mantener un solo color por zona. 
  • Aplicar el programa de código de color en todas las áreas de procesamiento al mismo tiempo: para evitar confusiones, el código debe implementarse en todas las secciones simultáneamente, y en el caso de que exista un código anterior, es necesario marcar claramente la fecha en que el antiguo queda obsoleto y el nuevo comienza a funcionar.

En grupo CCEIC somos la Constructora de Fábricas de Alimentos para empresas AAA de alimentos, bebidas y algunos otros sectores industriales con presencia en México y el mundo.La codificación por colores tiene grandes beneficios para evitar accidentes,Algunos de los beneficios de una codificación de colores son:

  • Diferenciar utensilios para superficies en contacto con el producto.
  • Diferenciar utensilios para el uso entre áreas o líneas de producción.
  • Facilitar la detección visual de fragmentos plásticos o filamentos durante el proceso.
  • Detectar rápidamente la presencia de un utensilio fuera de su área o línea.

 

Recopilado de: Material proporcionado por la empresa Dantec en el MexHDFest 2018.

 

Leave a Reply